domingo, 15 de noviembre de 2015

   Buenas tardes. Hoy les escribo para publicar una reflexión acerca de lo que fue cursar Tecnología para la enseñanza este cuatrimestre. Comencé con algunas dudas ya que, la verdad, la tecnología no es realmente mi fuerte. Esperaba poder resolver las asignaciones propuestas poniendo la mejor predisposición y mucho trabajo, y debo decir que estoy muy satisfecha con los resultados obtenidos. Sobre todo, por poder aceptar que pude aprender de los errores y realizar las tareas solicitadas por la docente.
   Aprendí a tener paciencia conmigo misma y a buscar ayuda cuando la necesité, ayuda que obtuve tanto de la docente como de mis compañeros y también, claro, de diferentes usuarios en la red que se toman su tiempo de crear tutoriales y compartir sus conocimientos y experiencias con los demás. He visitado varios tutoriales muy interesantes y sumamente útiles, así que mis gracias a ellos también.
   Aprendí a editar imágenes, tanto fotos como videos, aprendí a armar nubes de palabras y a buscar alternativas cuando se presentaba alguna dificultad, y aprendí a trabajar colaborativamente, lo cual siempre es positivo ya que, como dice el refrán, dos cabezas piensan mejor que una y esto ayuda a que el resultado final sea mejor y más creativo. Y aprendí, como mencioné en el párrafo anterior, la importancia del autoaprendizaje y de compartir información con el resto de la comunidad de internet. 
   Otro de los conocimientos adquiridos fue el manejo de la pizarra digital. Si bien de momento no todas las instituciones cuentan con esta herramienta para todas sus aulas, es importante saber cómo conectarla, cómo calibrarla, cómo manejarla y cómo sacar el máximo provecho de las herramientas de las que dispone, que son útiles, creativas y muy variadas. Espero que todas las aulas puedan contar con una en un futuro no muy lejano, ya que realmente abre la puerta a la creatividad y a la interactividad.
   Si bien al comienzo de la cursada no sabía qué esperar, creo que las actividades propuestas resultaron muy útiles y pedagógicas. Las herramientas exploradas demostraron ser de mucha ayuda, y es muy probable que las incorpore en mis clases a partir de ahora. Algunas de ellas, como el Movie Maker y el Notebook para pizarra electrónica resultaron, además, muy divertidas de usar, incluso para mí como docente. Así que mi reflexión final es que puedo verme utilizando lo aprendido en esta etapa, y mi balance es sumamente positivo. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión quería compartir con ustedes un nuevo trabajo. Se trata de un proyecto Notebook preparado y pensado para pizarra digital interactiva. La idea era preparar cinco actividades diferentes utilizando las múltiples posibilidades que ofrece este medio interactivo. Lo que yo hice fue intentar digitalizar una actividad que ya había llevado a cabo en el aula con mis alumnos adultos. La temática era geografía, y la idea era trabajar un poco de vocabulario a través de distintos monumentos famosos del mundo. Por ejemplo, los alumnos tenían que decir cómo se llamaban los monumentos que aparecían en la pizarra, ubicarlos aproximadamente por continente y zona geográfica, y de paso aprender cómo se decían sus nombres en inglés y algún dato histórico sobre algunos de ellos. Para este fin, el de digitalizar esta idea, utilicé varias herramientas disponibles en la pizarra. Por ejemplo, colocar las imágenes de algunos monumentos, tapando el nombre de los mismos con círculos verdes que se desvanecen al tocarlos para chequear si lo que los alumnos respondieron es correcto.

Otra opción es poner una sombra sobre la pizarra y generar, con un rotulador "mágico" un círculo que se pueda mover sobre ella. Esto lo utilicé para descubrir los monumentos de a uno y que los alumnos dijeran el nombre en cada caso, y algún dato que recordaran de lo visto previamente. Otra, como se ve a continuación, es poner algunos datos de cada monumento en la pantalla y sus fotos correspondientes, desordenadas. De este modo, los alumnos tienen que adivinar de cuál monumento se trata y arrastrar la imagen cerca de la pista.
Otra opción que ofrece la pizarra es todo un set completo de actividades preformadas que uno puede editar de acuerdo a lo que necesite. Por ejemplo, se puede trabajar con anagramas que se forman con círculos conteniendo cada letra. Así, los alumnos arrastran las letras a través de la pantalla para formar, en este caso, el nombre del monumento. Se les pueden agregar pistas que los ayuden. Por ejemplo, yo utilicé las fotos de los monumentos. 
La pizarra digital ofrece muchísimas posibilidades para hacer las clases más interactivas y dinámicas. ¡Espero que la prueben pronto!





¡Hola! Hoy quiero compartir con ustedes un video que hicimos con una compañera del curso. El objetivo del trabajo en sí era aprender a armar y editar videos. Primero recolectamos el material necesario para hacer el video. Mis alumnos, muy amablemente, se prestaron para aparecer en este video siendo filmados cuando realizaban distintas actividades de aprendizaje y práctica de giving directions durante nuestra clase. Luego armamos un guión con aquello que queríamos mostrar y decir, para saber en qué orden utilizaríamos las imágenes y el material seleccionado, y también qué íbamos a decir en off. Después sólo quedaba la edición, la cual se hizo utilizando Movie Maker. Espero que les guste el resultado, y se animen a probarlo ustedes también. En este caso, la intención del video era mostrar distintos métodos, algunos más tradicionales y otros más creativos, para enseñar giving directions.

video